Antonio Barrera mejora de la cornada tras la insólita odisea para que le atendieran

0
948

Hasta pasadas siete horas del momento de la cornada no le operaron. Los médicos de la plaza de Almadén se limitaron a limpiar la herida y poner gasas compresivas y remitirlo a Puertollano. En este hospital se inhibieron. El propio sevillano, ante la increíble situación, llamó a un cirujano en Getafe para que le operara.


Antonio Barrera al fin fue operado.
FOTO: Matito.

Redacción.-

     El matador de toros sevillano Antonio Barrera, que sufrió una cornada en la noche del sábado 28 en la plaza de Almadén (Ciudad Real), se recupera satisfactoriamente en un hospital de Getafe (Madrid). El diestro fue herido por su primer toro, en la faena de muleta, sufriendo una cornada extensa en la pierna, que no afectó vasos ni arterias importantes. El torero, sin embargo, se colocó un torniquete y acabó matando al toro, saludando desde el tercio con una fuerte ovación.

     A pesar de la cornada e la noche del sábdo, el torero no ha sido operado hasta esta mañana de domingo en el hospital madrileño de Getafe. En la UVI móvil de la plaza no quisieron operarle porque no estaban preparados para ello. Remitieron al torero a un hospital de Puertollano. Sin embargo, ahí no terminó la problemática. Un médico de guardia dijo que se trataba de un caso de traumatología, aunque la pierna sangraba. El traumatólogo que le asistió, un residente no español de los paísis del Este europeo y al que le costaba entender el español, tampoco sabía de lo que se trataba.

     El propio Antonio Barrera fue el que tuvo que imponer una drástica solución y solicitó una ambulancia privada y hablar con un cirujano amigo suyo, que ya le ha operado en otras ocasiones, y decidir trasladarse hasta el hospital de Getafe, en Madrid. Por fin allí le atendieron y estabilizaron su situación clínica. Esta mañana del domingo ha pasado al quirófano para limpiar y recomponer toda la zona afectada.

     Según el parte médico emitido en la enfermería de la plaza, Barrera sufrió una "herida inciso contusa en cara anterior del primer tercio medio de la pierna derecha" para el que se aplicó un tratamiento con 'vendaje compresivo y limpieza de la herida' y un pronóstico 'menos grave'.

     Tras la operación del hospital de Madrid, los médicos, en cambio, emitieron el siguiente parte médico: "Herida por asta de toro en el tercio medio inferior de la pierna derecha con tres trayectorias: una descendente de 15 cm. que llega hasta el tobillo y astilla la tibia, otra ascendente de 9 cm. y una lateral de 8 cm sin afectar vasos importantes. Pronóstico menos grave. Se procede a abrir y limpiar las heridas colocando dos drenajes".

Dejar respuesta

3 − uno =