Manuel Sarrión, un justo finalista

0
772

Manuel Sarrión, un justo finalista

Real Maestranza – 3ª Novillada de promoción, Jueves 19 de Julio de 2007


ERALES: Se han lidiado erales de la ganadería de Villamarta de desigual presentación y juego. El mejor el primero.

NOVELES:Diego Santos, vuelta.
Juan Carlos Martínez, vuelta.
Jaime Martínez, palmas tras aviso.
Manuel Sarrión, oreja.
Fabián Ruiz, ovación tras dos avisos.
Manuel Dias Gomes, palmas.

INCIDENCIAS: Un tercio de entrada en noche de agradable temperatura. Tras la salida del sexto eral saltó al ruedo un espontáneo, siendo reducido de forma poco ortodoxa e introducido en el callejón.

El joven valenciano es el único de los 18 aspirantes que ha cortado una oreja en las tres novilladas de promoción. Diego Santos y Juan Carlos Martínez decidieron darse una vuelta al ruedo tras estoquear a sus oponentes.


Manuel Sarrión, triunfador de la noche
FOTO: Matito.

Manuel Viera.-

No han supuesto agradables sorpresas para el aficionado el plantel de aspirantes que han gozado de la oportunidad de torear en la Maestranza en este ciclo de promoción sevillano. El escaso número de jóvenes que solicitaron a la empresa su participación en este ciclo ya atisbó la paupérrima lista de nuevos valores. Y de los que tuvieron la dicha de estar anunciados, pocos, muy pocos se salvan de una calidad bajo límites. Además el jurado hace aguas por segunda vez consecutiva, y aunque la subjetividad de la Fiesta es un hecho obvio, bien podrían afinar su criterio de designación para no herir susceptibilidades. Y aunque los escogidos para la final atisbaron maneras, otros, algunos de los que se han ha quedado fuera, demostraron algo más que bonitas formas.

En esta tercera noche de promoción se paseó el único trofeo del ciclo. Escaso balance para los que sueñan con alcanzar la gloria. El afortunado ha sido un joven valenciano con el mínimo y necesario oficio aprendido, de mente clara y formas atrayentes que llegan al público con inmediatez. Manuel Sarrión, un justo finalista, se quedó muy quieto y derecho como una vela para hacer pasar al novillo en el pase cambiado por la espalda. Después, supo esperar y atemperar las alocadas embestidas de una animal que deambuló por


Diego Santos dio una vuelta al ruedo tras su faena
al primero de la tarde
FOTO: Matito.

la plaza, en los primeros tercios de la lidia, hasta conseguir hilvanar su buen toreo de izquierda. Las tandas al natural se sucedieron con calidad, muy asentada las plantas, y bien rematadas las series con los de pecho. Sarrión hizo lo mejor de la noche junto a su subalterno, Alejandro Romero, que clavó dos excelente pares de banderillas. Este sí puede ser figurón con los palos. El valenciano firmó lo hecho con una estocada desprendida y se le concedió la oreja.

Diego Santos se encontró con la brava y noble embestida del primer eral de la noche, manejó la capa con corrección para después utilizar la muleta para dar un sinfín de pases sin demasiado asiento. Trazó algún que otro natural y no le vimos manejar la derecha. Tras el pinchazo y la estocada baja decidió darse una vuelta por el ruedo.

El representante de la escuela 'Manuel Cascales' de Murcia se topó con un ejemplar mansito que se le coló dos veces cuando lo toreaba por el pitón derecho. Juan Carlos Martínez planteó la faena al natural, con algún que otro trazo templado aunque demasiado despegado. Una estocada caída de efecto rápido le hizo pensar que también era merecedor de pasear el anillo. Y así lo hizo.

Las complicaciones en las embestidas del tercer


Juan Carlos Martínez se anotó la otra
vuelta al ruedo de la noche.
FOTO: Matito.

eral hicieron que el toreo de capa de Jaime Martínez resultara demasiado tenso. La faena trascurrió en un querer y no poder. Le puso ganas a la tarea pero no consiguió mandar en el cada vez más orientado eral. Dio muchos pases pero muy pocos buenos. Mató mal y tras recibir un aviso el alumno de la Escuela de Badajoz fue aplaudido.

Fabián Ruiz es un simpático mexicano que aprende a torear en la Escuela de Sevilla. Sus hechuras son de torero caro, pero sus formas aún están escasas de oficio. Anduvo con enormes ganas con un eral bastó y brusco que no le permitió estar a gusto. Brindó al público desde el tercio y allí dejó su montera. Mal sitio, claro. Y para evitar molestias durante la lidia de un soberano puntapié un subalterno la mandó a las tablas. Bonito gesto, y muy torero.

El representante portugués tampoco tuvo demasiada fortuna con el noblote sexto, que tras golpearse al rematar en uno de los burladeros quedó mermado de facultades. Quiso torear despacio enganchando la embestida por delante y arrastrando la muleta, destacando algunos pases con la zurda. No tuvo continuidad el trasteo con la diestra, ni tampoco lo hecho demasiada repercusión en los tendidos. No mató bien y sólo recibió unas palmas de despedida.

VER GALERIA COMPLETA | VOLVER A TEMPORADA

Dejar respuesta

17 − dos =